• Home
  • Noticias
  • La tecnología creada en el mundo académico debe tener una oportunidad para comercializarse

La tecnología creada en el mundo académico debe tener una oportunidad para comercializarse


Yaron Daniely

La academia israelí ha sido objeto de debate público por no recibir regalías sobre las tecnologías desarrolladas por sus investigadores. En el caso de Mobileye, “La solución entre Mobileye y la Universidad Hebrea se originó en un acuerdo firmado en 2002. La Universidad no exigió y no exige regalías adicionales después de la transacción con Intel. Las relaciones entre la Universidad y Mobileye generaron una gran contribución a la investigación en la UHJ”, explicó Yaron Daniely, nuevo CEO de Yissum, la compañía de transferencia de tecnología de la Universidad Hebrea.

La UHJ desea acercar la interacción entre sus investigadores y la industria y convertirse en “un puente” o “facilitador”, para que las tecnologías lleven a cabo su misión de mejorar el mundo.

“Tenemos que ser los que se aseguren de que cada tecnología que se inventa en la academia, tenga una oportunidad justa en el mundo”, agregó Daniely, siguiendo el ejemplo de otras universidades internacionales, como MIT, Harvard y Stanford, que han implementado políticas similares.

Fundada en 1964 para proteger y comercializar la propiedad intelectual de la Universidad Hebrea, Yissum ha registrado a lo largo de los años más de 10.100 patentes, que abarcan 2.850 invenciones. Se han licenciado 880 tecnologías y generado 110 empresas. Los productos que se basan en las tecnologías de la Universidad Hebrea, y fueron comercializados por Yissum, hoy generan más de USD 2 mil millones en ventas anuales.

Entre sus éxitos se encuentran el medicamento Exelon, de Novartis, para la demencia, y el fármaco de quimioterapia Doxil, de Johnson & Johnson, Mobileye, y las tecnología desarrolladas en la Facultad de Agricultura de la UHJ, entre otros.

Puede leer la nota completa ingresando AQUÍ.