La hamburguesa perfecta... de celulosa!

La compañía israelí de tecnología alimentaria Chef-it está a 18-24 meses de interrumpir la industria de la hamburguesa de comida rápida, según Oded Shoseyov, cofundador de la empresa.
El arma secreta de la start up: la celulosa.

Chef-it está desarrollando una máquina que puede “imprimir” al instante una hamburguesa jugosa de un cartucho que contiene proteínas, grasas y componentes de sabor a base de vegetales y celulosa, una fibra común que puede manipularse en una variedad de texturas.
La tecnología de Chef-it utiliza luz infrarroja para cocinar simultáneamente los alimentos mientras se imprimen.

Prof. Oded Shoseyov
Prof. Oded Shoseyov

Según Shoseyov, profesor de biología molecular y nanobiotecnología en la Universidad Hebrea de Jerusalem, Chef-it puede imitar el efecto de sabor de diferentes estilos de cocción, como asar, hornear y freír.
Un prototipo de esta máquina, ubicada en la Facultad de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de la UHJ en Rehovot, en el centro de Israel, actualmente demora 10 minutos en imprimir una sola hamburguesa. El equipo de Chef-it está trabajando para reducir el tiempo de impresión a tres minutos.

Los mercados de la compañía incluyen espacios de coworking, oficinas y food trucks, dijo Shoseyov. La compañía imprimió con éxito su primera hamburguesa hace seis meses y espera llegar al mercado dentro de dos años.

Como una alternativa rápida y convincente a la carne, Chef-it prepara productos que sean ecológicos y potencialmente más saludables que los alimentos procesados de manera tadicional. Según el Prof. Shoseyov, la celulosa tiene cero valor glucémico y calórico.

Junto con el cofundador de Chef-it, Ido Braslavski, Shoseyov comenzó la investigación de la tecnología en 2013. En 2016, la compañía recibió una subvención de USD 282.000 del fondo de inversión de innovación del gobierno israelí. Actualmente, empleando un equipo de ocho personas, la compañía está en proceso de recaudar una ronda de financiación de USD 2 millones, que, Shoseyov espera se complete en dos meses.

Al usar celulosa como aglutinante maleable, Chef-it podría potencialmente imprimir todo tipo de alimentos conocidos e incluso inventar otros nuevos.

Como primer objetivo, la compañía se propuso imprimir la hamburguesa perfecta. “Estamos a pocos meses de entregar una hamburguesa que es indistinguible de la real”, dijo Shoseyov.

Amarelle Wenkert
calcalistech.com