Engañando a los tumores cancerosos


El oligonucleótido,
la molécula señuelo de unión al ARN

Rotem Karni y Polina Cohen-Denichenko,
de la Universidad Hebrea de Jerusalem

En los últimos años, ha quedado claro que las proteínas de unión al ARN desempeñan un papel importante en el crecimiento del cáncer. Estas proteínas, activas en todas las células, se unen a las moléculas de ARN y aceleran el crecimiento de las células cancerosas.
Desafortunadamente, ningún tratamiento contra el cáncer se ha dirigido a estas proteínas. Hasta ahora.

En el próximo número de Nature Communications, el profesor Rotem Karni y su equipo de la Universidad Hebrea de Jerusalem, presentan una nueva tecnología para combatir el cáncer.
Diseñaron moléculas “señuelo” atrayendo las proteínas de unión del ARN. Una vez unidas, ya no pueden hacerlo con el ARN de las células cancerosas y así pierden su actividad promotora del cáncer.
Estos señuelos de moléculas de ARN “estériles” se llaman oligonucleótidos.

Al respecto, el Prof Karni expresó: “Nuestra tecnología es un nuevo enfoque en la guerra contra el cáncer. Al comprender la función biológica de las proteínas de unión al ARN, diseñamos con éxito moléculas señuelo que inhiben estas proteínas y nos acercan cada vez más a la creación de un medicamento contra el cáncer”.

El Prof. Karni y su equipo del Instituto de Investigación Médica-Israel Canadá (IMRIC) de la Universidad Hebrea, liderado por la estudiante de doctorado Polina Cohen-Denichenko, desarrolló las moléculas señuelo que inhiben las proteínas de unión al ARN que aceleran el crecimiento del cáncer de cerebro y de mama.
Para testear los señuelos, fueron inyectados en ratones afectados con cáncer de cerebro. El el resultado fue que las células cancerosas no se replicaron y, poco después, los tumores desaparecieron.

Aunque este estudio probó la eficacia de las moléculas de señuelo en las células de cáncer de mama y cerebro, Karni explicó que su tecnología permite a los científicos adaptar los señuelos a otros tipos de cáncer, simplificando y mejorando el tratamiento para los pacientes. “Todavía tenemos que examinar la toxicidad de las moléculas señuelo y probar su eficacia en animales antes de que podamos pasar a los humanos”, advirtió Karni. “Sin embargo, soy optimista, dado que ya hemos logrado crear oligonucleótidos señuelo que inhiben las proteínas de unión al ARN en otros tipos de cáncer”.

Yissum, la compañía de transferencia de tecnología de la Universidad Hebrea, ya registró una patente que describe esta tecnología en los Estados Unidos y Europa.

CITATION: Specific inhibition of splicing factor activity by decoy RNA oligonucleotides. Polina Denichenko, Maxim Mogilevsky, Antoine Cléry, Thomas Welte, Jakob Biran, Odelia Shimshon, Georgina D. Barnabas, Miri Danan-Gotthold, Saran Kumar, Eylon Yavin, Erez Y. Levanon, Frédéric H. Allain, Tamar Geiger, Gil Levkowitz and Rotem Karni.
https://rdcu.be/bvlvZ
https://doi.org/10.1038/s41467-019-09523-0

FUNDING: Israel Innovation Authority, Israel Science Foundation, Alex U. Soyka Pancreatic Cancer Research Project, SNF-NCCR RNA and Disease, Blitstein Memorial Scholarship. IMAGENES

Abril de 2019